El mejor amigo de Isabel

» » El mejor amigo de Isabel

Isabel, hablaba por teléfono, mientras esperaba su orden. Al colgar vio a Ricardo, quien la miraba con gesto molesto. Isabel respiró profundo y le dijo:

-¿Cuándo vas a entender que no te quiero ver?

-¡Eres una egoísta!-Respondió.

– ¡Entiende que no te puedo ayudar!

-¡Sí puedes!-Insistió Ricardo.

En ese momento, llegó el mesonero con el desayuno, a lo que Isabel le agradeció. Mientras ella comía, Ricardo no dejaba de hablarle, a pesar de que ella lo ignoraba.

El mejor amigo de Isabel

-¿En serio? ¿Me vas a ignorar todo el tiempo?- Preguntó.

-El tiempo que sea necesario hasta que desaparezcas.- Respondió Isabel.

-¿Por qué te has vuelto tan distante conmigo?

-Ricardo, todo ha cambiado, ya no puedes seguir buscándome, nuestras vidas han cambiado y aunque te quiero, no puedo ayudarte.

-Me niego rotundamente a sepárame de ti. Todos me han dado la espalda, cuando llego a mi casa todos me ignoran. No puedo más con esta situación, Isabel.

-Debes saber que todos te amamos, pero…

-Pero nada… todos están actuando muy extraño y voy a averiguar qué está pasando.-Dijo decidido mientras se iba.

El mejor amigo de Isabel

Horas más tarde, Isabel estaba en su habitación, en ese momento entró su madre, la cual estaba preocupada por su actitud los últimos días, así que le dijo:

-Hija, entiendo por lo que estás pasando…pero Ricardo es tu amigo y no puedes dejarlo solo en este momento. Él te necesita y seguramente está muy confundido.

Isabel con lágrimas en los ojos, apoyó su cabeza en el hombro de su madre y dijo:

-Para mí es tan difícil está situación. No quiero hacerle daño.

En ese momento sonó el timbre. La madre de Isabel vio por la ventana y asintió.

-Llegaron, Isabel. Tienes que tener valor, él viene con ellos. Te esperaré abajo.

Isabel bajo las escaleras y vio a los padres de Ricardo, quienes esperaban con ansías. Ricardo la miró y le preguntó:

-¿Me puedes explicar que significa esto?

Isabel lo miró y saludó a los padres que estaban sentados juntos a su madre. El papá de Ricardo no aguanta y le preguntó:

-Por favor, Isabel ¿dime si él está aquí?

Ella miró hacia donde estaba Ricardo y volvió la vista al señor, mientras asentía con la cabeza. Ricardo confundido. Mientras tanto la madre de Ricardo llorosa le dijo:

-Ricardo, mi amor ¡Te extrañamos tanto!

La madre de Isabel les aclaro que él aún no sabía.

-¿Qué no sé qué? Preguntó.

-Que estás muerto… Lloraba desconsoladamente Isabel.

Ricardo consternado por la situación, trataba de entender, pero estaba preso del pánico.

-Así es. Dijo la madre de Isabel. Nosotras somos las únicas que podemos verte.

Ricardo estaba muy molesto, mientras recordaba cómo habían sucedido las cosas.

Todo fue mi culpa. Dijo Isabel. Tú me salvaste la vida.

El mejor amigo de Isabel

Ricardo entendiendo todo le dijo:

-Entonces fue esa noche, cuando esos tipos intentaron abusar de ti. Miserables, pagarán por todo, no les permitiré que le hagan daños a nadie más y no descansaré hasta que cada uno de ellos muera.

Todo empezó a moverse, producto de la rabia y la sed de venganza de Ricardo.

Utilizamos cookies propias y de terceros, si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar