Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

El pueblo de los silbidos

» » El pueblo de los silbidos

A mis amigos y a mí nos gustaba dirigirnos de vez en cuando a pequeños pueblos abandonados que fueron olvidados hace muchos años. Estos pueblos suelen estar bastante derruidos pero cuentan con impresionantes elementos que nos ayudan a trasladarnos a tiempos anteriores.

El caso es que siempre se encuentran restos que fueron abandonados por sus propietarios, generalmente debido a guerras, inundaciones y otro tipo de catástrofes que obligaban a la población a salir cuanto antes si la posibilidad de recoger sus enseres.

En realidad nunca habíamos tenido ninguna experiencia extraña, salvo objetos originales, fotos de la época, y un montón de artilugios y herramientas que nos gustaba contemplar y averiguar cuál habría sido su vida.

El caso es que un día llegamos a un viejo poblado que se encontraba en bastante mal estado ya que llevaba más de un siglo abandonado y era evidente que nadie pasaba por el lugar desde entonces.

Las plantas habían cubierto prácticamente todo y apenas se podía distinguir la carretera central llena de piedras y escombros y, a sus lados, lo que en su día fueron los hogares de cientos de personas.

La sorpresa fue mayúscula cuando llegamos al lugar y empezamos a andar por la avenida central, y de repente, empezamos a notar pequeños ruidos como si alguien a nuestra espalda estuviese silbando. Cuando nos volvíamos, el ruido desaparecía.

Por mucho que intentamos averiguarlo no sabíamos de dónde procedía dicho sonido. El caso es que en ese mismo instante, uno de mis compañeros cayó al suelo desmayado, por lo que procedimos a llevarlo a un hospital, pero no logramos llegar a tiempo ya que falleció en el camino. Todavía no entendemos la relación entre el sonido y la muerte de nuestro amigo.