Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

El puente de los ahorcados

» » El puente de los ahorcados

Cuentan que durante la guerra varias personas acabaron ahorcados en un puente que atravesaba un riachuelo en medio del bosque, y dada nuestra pasión por revivir los momentos históricos, mis amigos y yo decidimos encontrar este puente para conocer más acerca del evento.

El caso es que se trataba de una zona llena de refugiados que huían de las balas y los bombardeos, y para llegar al lugar donde habitaban sus cuevas tenían que atravesar este pequeño puente de piedra.

El problema era que a lo largo del resto del río, el cauce aumentaba y se ensanchaba, por lo que se convertiría en la única zona de paso que permitiese atravesar de una orilla a otra, lo que evidentemente convirtió este puente en el único contacto de los aterrorizados con sus viejas tierras.

Pero un día, cuando pensaban que la guerra ya había terminado, decidieron volver de nuevo a repoblar y recuperar sus pequeñas poblaciones, pero en el momento en el que comenzaron a atravesar el puente, un grupo de sombras se abalanzaron sobre ellos, y mientras ataban en sus cuellos sogas de horca, repetían incesantemente “vosotros nos abandonasteis”, “sois los culpables de nuestra desgracia”…

Sin duda se trataba de una historia que ponía los pelos de punta, y la leyenda decía que los cuerpos todavía seguían pendiendo de esas cuerdas, y cuando llegamos nos sobre saltamos porque evidentemente los cuerpos seguían allí, pero llamaba mucho la atención que estuviesen en un estado casi perfecto, como si no hubiesen pasado los años.

Al momento nos dimos cuenta de que no eran los cuerpos originales, sino que los espíritus nunca abandonaron el lugar y decidieron que todo aquel que osase pasar por el puente tendría el mismo triste final, y ya era tarde para nosotros.