Un día en que Lindo y Cuca estaban jugando al rompecabezas, pero en eso Cuca le dice a Lindo: esta pieza del rompecabezas no encaja, no posee una forma no los colores que tienen que tener para que pusiese encajar en el rompecabezas. Por lo tanto como la pieza no encajaba, Cuca guardo la pieza en el bolsillo la ropa de cama y se acostó a dormir.

Durante la noche mientras Cuca trataba de reconciliar el sueño, iba pensando y pensando y se decía en su mente: ¡desearía que esta pieza encajara en el rompecabezas! En esa noche algo extraño ocurrió y le dice a su amigo: Lindo, ¡la cama se está moviendo, tengo miedo! Y en eso tanto Lindo como Cuca empezaron a ¡volar muy alto hasta llegar a las estrellas!

En ese momento tanto Cuca como Lindo decían entre sí con mucho miedo: ojala esta cama sepa a donde llevarnos. ¡Me daría miedo perderme y no regresar!  En eso el viaje hacia las estrellas eran a gran velocidad, muy, muy adentro. En eso Cuca le dijo a Lindo de forma impresionada: ¡es impresionante como mis compañeras de la escuela se ven! Para ambos era algo insólito todo lo que veían.

En ese momento la cama tuvo un gran frenazo, y Cuca impresionada dijo: ¡este sitio es muy impresionante! ¿Será que alguien vivirá en este lugar?  En eso Cuca ve algo y le dice a Lindo: oye Lindo por allá se ve a alguien, preguntémosle como llegamos aquí. Aquel hombre que vieron le respondió: ¡están en lo más bello de todo, la luna! Y yo soy quien la cuida, la mantengo limpia cuando una estrella impacta sobre este lugar, aquí se trabaja mucho y ustedes me ayudaran.

Luego de eso, aquel hombre guardián, llevo a Cuca y a Lindo a la casa del hombre, en la luna el lugar es muy frio y Cuca no se había llevado sus zapatos. El hombre les dijo a Cuca y Lindo: casi nunca recibo visitas, pero acá estarán más frescos. Aquella casa del hombre era muy cómoda y el hombre coloco agua sobre su calentador y les dijo a los invitados que se sintieran cómodos.

En eso Cuca se puso a oír lo que decía el hombre en la cocina, y le dijo a Lindo: oye amigo, vamos a investigar si podemos lograr completar el rompecabezas. En eso Cuca se dio cuenta que en su bolsillo se encontraba la pieza y era roja. Así que le dijo a Lindo, oye Lindo esta pieza es la que encaja de forma perfecta en este rompecabezas.

Cuca alegre le comento al hombre de la luna sobre el hallazgo de la pieza faltante y el hombre la felicitó por haberlo completado ya que él tenía mucho tiempo intentándolo armar. Cuca le dice al hombre guardia: ¡usted es muy bueno! pero es muy tarde y no sabemos cómo volver a nuestra casa. En eso el hombre le dijo: tranquilos, yo los ayudare, debo tener un medio de transporte indicado para hacerlos devolver.

Por aquí tengo una nave muy anticuada, pero le arreglare para que puedan volver a su destino. El hombre logro reparar la nave  y les dijo a los chicos: ¡voy a enviarlos, prepárense! La nave arranco los condujo a su destino. En se momento del viaje ocurrió algo que puso en desesperación a Cuca, a la nave se les rompió las cuerdas cuando estaba en el espacio y el conductor nada que respondía.

La cama de Cuca y de Lindo quedo en pleno espacio y Lindo dijo: ¿ahora qué haremos? Ambos sentían mucho frio en aquel espacio oscuro. En eso Cuca se quedó dormida y cuando despertó ya está en su habitación de manera increíble que no se lo creía. En eso le cuenta a Lindo sobre el sueño que tuvo y saca de su bolsillo la apreciada pieza que faltaba para armar el rompecabezas.