Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

Estoy solo en el mundo

» » Estoy solo en el mundo

La luna ya no brilla como antes, pero también me he dado cuenta de que el sol tampoco lo hace.

He pasado demasiado tiempo dormido y la verdad es que sinceramente no sabría decir dónde me he despertado. Nada es como la última vez que yo vi el mundo, parece como si todo hubiese cambiado, aunque tampoco recuerdo bien cómo era antes.

Lo cierto es que no sé cuánto tiempo habré permanecido dormido, pero tengo la sensación de que han pasado siglos, ya que estoy en medio del campo pero por mucho que mire a mi alrededor no conozco el lugar en el que me encuentro.

Comienzo a andar y paso a paso me voy dando cada vez más cuenta de que estoy solo en el mundo, que no hay nada a mi alrededor y que cada vez va a ser más difícil poder encontrar a otro ser humano.

Lo único que encuentro son animales, pero algunos de ellos ni tan siquiera los conozco. Son animales muy similares a los que había conocido durante toda mi vida, pero tenían características demasiado extrañas como para poder encasillarlos dentro de una especie concreta.

Por su parte, la vegetación se ha hecho dueña de absolutamente todo, y conforme he ido avanzando, al final he encontrado una vieja ciudad abandonada.

Ya prácticamente no queda nada, los vidrios han desaparecido y el asfalto está prácticamente deshecho. La mayor parte de los edificios están derruidos y no tengo ninguna esperanza de poder salir de esta pesadilla, porque cada vez tengo más claro que estoy solo en el mundo.