Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

La extraña criatura del pantano

» » La extraña criatura del pantano

Era invierno y hacia un frío que helaba las palabras en la vieja población de Nollmon , ahí sus habitantes reacios a salir de sus casas durante la noche se dedicaban a coser toscos abrigos para intentar protegerse del duro frío.

En esta envejecida población casi no vivían niños pequeños ya que poco a poco debido al frío extremo que hace todos los hombres y mujeres de mediana edad han ido emigrando a lugares mas prósperos donde poder trabajar para poder vivir. Es por ello que sean escasos los niños que viven en este poblado abandonado de la mano de dios, entre ellos esta Luis que pese a tener solo 8 años no teme al frío para poder salir a diario a jugar a un viejo parque abandonado ya por las malas condiciones en las que se encuentra.

Dicho parque esta ademas en una mala ubicación, ya que por un lado se encuentra bordeando a un pequeño lago que casi durante 6 meses al año permanece helado por las bajas temperaturas y por el otro lado esta limítrofe con un bosque de abetos que a apenas pocos metros ya no se puede ver nada en su interior debido a lo frondoso que es. La rutina del pueblo era bastante básica pues los pocos habitantes que tenía día tras día realizaban las mismas actuaciones … los ancianos casi no salían fuera de las casas y los pocos adultos iban en coche hasta ciudades cercanas para poder trabajar por ello los niños campaban a sus anchas por las calles y el parque.

Los días transcurrían con normalidad … iba pasando lentamente el invierno y poco a poco parece que el ambiente se iba calentando con los nuevos rayos de sol de la primavera. Con los rayos de sol llegó el deshielo y con este quizás… algo que nadie ni en sus mas remotas pesadillas soñaría debido a los extraños sucesos que estaban a punto de suceder.

Poco a poco comenzaron a desaparecer cosas de las calles, cosas que en principio no tenían valor alguno ni lógica … pues  ¿Quien iba a querer un neumático que se encontraba ya pasado por el sol, o viejos tablones carcomidos ya por la humedad? Se preguntaban todos en el poblado con cierta preocupación.

Aunque la situación inicialmente no era excesivamente preocupante el policía de la localidad empezó pronto con las investigaciones, se situaron cámaras de vigilancia en varios puntos estratégicos y se preguntaron a todos los vecinos si alguien había visto algo raro. Todo parecía normal pues nadie vio nada raro y las cámaras solo captaban imágenes de algunos animales que salían del bosque unos cuantos metros por curiosear durante la noche.

El tiempo pasó con esta situación repitiéndose varias veces a la semana, y nadie en la población parecía ver nada fuera de lo común. La cosa empezaba ya a ser algo molesta pues cada vez desaparecían cosas de mas valor, cosas que aunque no tenían nada en común entre ellas para quien las cogiese lo debería de tener.

Un día mientras el pequeño Luis jugaba en el parque se asustó bastante pues algo de un tamaño considerable salió rápidamente del agua para meterse en el bosque. Conocedor de la situación de robos que se estaban dando en el pueblo Luis informó al policía local dando datos mas o menos precisos …

– Sr. Agente vi una criatura algo mas grande que un hombre, ancha y que caminaba a dos patas salir del agua muy rápido para meterse en el bosque. Lo que mas me asusto fueron sus grandes dientes, eran enormes!! Dijo Luis al policía.

Tras esta nueva pista y ante la situación de peligro varios agentes de policía fueron llamados a la población con la finalidad de velar ya no en si por los hurtos sino por las personas del lugar. Los días pasaron y la criatura volvió a aparecer por varios segundos en el lugar… al parecer vivía en el pantano, era una especie de cocodrilo enorme pero algo mas desarrollado.

La situación fue decretada de alerta, se prohibió salir a los habitantes de sus casas hasta que la criatura fuese abatida por seguridad para todos. No fue hasta la semana su nueva aparición, esta vez a diferencia del resto de veces no se dirigió hacia el bosque sino hacia el pueblo… parece que quería coger mas cosas.

Aunque ahora los policías estaban atentos y tras mas de una hora de sufrimiento con varias trampas esta especie de reptil fue cazado. Nadie sabe a ciencia cierta que clase de animal es, pues realmente no existe ningún otro espécimen cazado solo se sabe que es bastante agresivo y tiene tanta fuerza en su mandíbula que es capaz de partir trozos de madera en cuestión de varias dentelladas.