Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

La hospitalidad del pueblo

» » La hospitalidad del pueblo

Como ya estaban de vacaciones, Marta y Pedro decidieron coger el coche y salir a conocer un poco mejor el país. Durante su trayecto pasaron por un pueblo muy pequeño que estaba en una zona muy apartada en medio del campo.

El caso es que se trataba de un pueblo bastante típico y enseguida le gustó a la pareja. El caso es que decidieron parar a comer algo y reponer fuerzas además de que el coche había empezado a hacer un ruido extraño y ya que se encontraban allí prefirieron llevarlo al mecánico para que viesen si había algún problema.

Desde el primer momento se sintieron muy a gusto en el lugar y empezaron a llevarse muy bien con todo el mundo, ya que se trataba de gente muy cariñosa y servicial. Enseguida le recomendaron un mecánico que era el que se encargaba de arreglar los vehículos del pueblo.

Finalmente acabaron pasando allí una semana y cuando pasó el tiempo decidieron volver a casa y hablar del lugar con sus amigos para volver a visitarlo más adelante.

Unas semanas después se pusieron de acuerdo con otras parejas y se dirigieron de nuevo al lugar, pero cuál fue su sorpresa cuando llegaron y pudieron comprobar que el pueblo había quedado completamente abandonado.

La verdad es que no entendían nada, porque apenas había pasado algún mes desde su primera visita, y no era normal que todo estuviese con ese aspecto tan abandonado. Cuando volvieron de nuevo a la ciudad se pudieron enterar de que en realidad dicho pueblo estaba abandonado desde hacía ya más de un siglo.