Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

La leyenda de la Descarnada

» » La leyenda de la Descarnada

La leyenda de la Descarnada tiene varias interpretaciones, aunque una de las más impactantes es la Azteca. Al parecer, en un pueblo que se encontraba en las afueras de Tenochtitlán vivían un guerrero muy conocido y su mujer. El problema surgió porque esta mujer no podía darle un hijo a su marido, y debido a las costumbres de la época, fue despreciada por la comunidad y acabó expulsada.

No obstante, pese a esta tradición, el guerrero la amaba y consiguió que pudiese permanecer en la comunidad. En un determinado momento, el guerrero tuvo que ir a la guerra y poco después ella se dio cuenta de que estaba embarazada, pero no le dio tiempo a contárselo a su marido ya que en la apedrearon hasta la muerte basándose en la tradición.

La mujer pidió a los dioses que le permitiesen vengarse, y los dioses le dijeron que podría arrancar su carne para asustarlas y volver a su aspecto normal para que nadie sospechase. Por otra parte, también podría matar a sus hijos. Poco a poco fue acabando con cada una de ellas, pero antes de terminar su esposo volvió.

En un determinado momento, cuando ella salió de nuevo a vengarse, su esposo la siguió y le echó sal en la piel para que nunca pudiese volver a cerrarse. El efecto que produjo la sal fue un dolor tan intenso que murió agonizando.

A partir de entonces, su espíritu siguió vagando y acabando con la vida de todos los que se encontraba.