Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

La noche de brujas maldita

» » La noche de brujas maldita

Hace tiempo atrás, en una colorida noche de brujas los niños comenzaron a pedir dulces como habitualmente los hacían en esos días, por alguna extraña razón muchos no volvían a sus casas, asustaos todos los padres tenían miedo de dejarlos salir a pedir dulces nuevamente, pero ellos insistían, querían seguir haciéndolo, por alguna extraña razón seguían desapareciendo, así que los padres decidieron encerrar a sus hijos en sus casa hasta terminar el día de bruja.

Un año después, ya cuando pensaban que la historia no se repetiría, lo hizo, pero ahora ningún niño regresó, todo el pueblo asustado salió y emprendió la búsqueda de los niños, pero tampoco ellos regresaron.

El pueblo quedó vacío, fantasma, muchos intentaron comprar casa pero no lo podían concretar, muchas historias se contaban sobre el pueblo y lo sucedido en él, muchos creían, muchos eran escépticos, sea como sea, el pueblo estaba vacío y nadie podía explicar eso.

Años después cuando la historia se creía olvidada un grupo de jóvenes que se creían valientes decidieron ir a visitar el pueblo, ver como estaba, ir en el día de brujas, al escuchar lo que ellos querían hacer, muchos se unieron a eta aventura.

Las tiendas de disfraces vendieron más que nunca, todos estaban emocionados, esa noche era oscura y nublada, cuando el grupo de jóvenes estaba en la carretera comenzó a llover, borrando la huellas de los autos en el camino lodoso, al llegar, encontraron una sorpresa muy grande, el pueblo estaba lleno, pintoresco nuevamente, todos disfrazaos, pero algo extraño sucedía, la gente era extraña, no hablaba ni se movía a pesar de el ruido que se escuchaba en el pueblo, muy asustados decidieron regresar, pero no lo hicieron, no volvieron nunca, asustados sus padres decidieron buscarlos en ese pueblo, pero ahí estaba, solo como siempre, el pueblo fantasma que todos conocían, sin rastro de los jóvenes ni de nada, como si el pueblo jamás hubiera sido habitado.