Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

La vuelta atrás en el reloj

» » La vuelta atrás en el reloj

Por todos era conocido que Julián era un buen hombre y de posición que siempre estaba ahí cuando otros lo necesitaban, pero la verdad es que las apariencias engañan, y en su mundo no había más que escabrosas imágenes traídas directamente del recuerdo almacenado en sus retinas.

Cuando Julián tenía la edad de ocho años, un triste acontecimiento marcó su vida para siempre; la pérdida de sus padres en un trágico accidente y su posterior traslado a una familia de acogida que no hizo más que atormentar su infancia fue una marca que dejaría huella a perpetuidad.

Estas y otras razones fueron las que hicieron de Julián un hombre extraño, aunque su capacidad para relacionarse con todos era lo que evitaba que otras personas salvo él supiesen lo que había detrás.

Pero el reloj siempre da la vuelta, y a Julián no le quedaba otra que obedecer lo que su corazón le pedía.

Fue una fría mañana de enero cuando, armado con su pequeña escopeta, recorrió las calles de su pueblo en busca de algo que ni él mismo sabía. Tan sólo se dejaba llevar por su idea de que tarde o temprano lo encontraría… y así fue que empuñando el arma entró a la iglesia y disparó sin mirar a quién, bañando sus ojos con las lágrimas que desde años atrás habían permanecido secuestradas.