Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

Olvidando a mamá

» » Olvidando a mamá

Había una vez un niño que tenía la ilusión de ser grande, de estudiar y trabajar muy duro para poder mantener a su madre enferma, una madre que lo cuidó por mucho tiempo para poder lograr que su hijo algún día fuera un hombre de bien, culto, inteligente, preparado y sobre todo, que no olvidara su procedencia y estuviera orgulloso de ella.

Su madre trabajó día, tarde y noche para sacar a su hijo adelante, para darle estudios y así fue, el niño terminó satisfactoriamente su carrera, el mejor de toda su generación, graduado antes y con honores.

Empezó a trabajar en una buena empresa, desde abajo, y poco a poco fue ascendiendo, hasta lograr ser el gerente, la madre se sentía muy orgulloso de él, su niño que a pesar de tener todas las carencias del mundo salió adelante, lamentablemente no cumplió con todo lo que su madre esperaba, él se avergonzaba de su procedencia, ocultaba a su madre, mentía a cerca de su pasado, decía que su madre era una alta empresaria que siempre se encontraba de viaje haciendo negocios o abriendo un nuevo restaurante, su madre al enterarse de eso, de deprimió muchísimo y decidió regresar al pequeño pueblo de donde ella venía, pasó sola lo que le quedó de vida.

Un día en el que él decidió ir a visitar a su madre, se encontró con la desafortunada noticia de que su madre ya no la encontraría más, triste y desconsolado, deseo no haber nunca hecho pasar a su madre esa desdicha, deseo cambiar todos su bienes y su nueva vida por regresar al momento en el que su madre trabajaba para poder alimentar a su pequeño antes de la escuela y poder empezar todo de nuevo, para cumplir el sueño de esa mujer que tanto confió en el, deseo poder ser el hombre de bien que su madre siempre esperó.