Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

Te lo advertí

» » Te lo advertí

José era un hombre muy desagradable, no tenía amigos, su familia no lo quería y su pobre madre, la única que tenía contacto con él, le asustaba su hijo. No tenía un trabajo¸ se dedicaba a robarle dinero a las personas para vivir cuando éstas ponían resistencia, no tenía ningún remordimiento al matarlas.

Su madre le rogaba que dejara de hacer eso, que él no podía cobrar muertes por su mano, que no estaba bien, a José no le interesaba nada de lo que su madre le decía, el seguía haciendo lo suyo, un día cuando estaba a punto de dormir, se encontró con una figura negra en la puerta de su recamara, – ha cobrado muchas vidas, las cuáles no le correspondían, y a quienes aún no les tocaba, quiero hacer un trato, te daré más de la vida que te corresponde, pero tendrás que matar a cada persona que yo te ordene. Sin dudarlo José aceptó y comenzó a trabajar para esa extraña figura que se desvanecía con el viento cada vez que se veían. José mató a cada persona que le ordenaron, un día, esa extraña figura negra se le apareció nuevamente, pero esta vez la tarea no era tan fácil, -Tu madre- dijo. José no podía cumplir con esa consigna su madre era lo único que él tenía así que se negó, la extraña figura se burlo de él, -Osas contradersirme?- preguntó –No sabes lo que te espera- y se desvaneció nuevamente.

Después de ese día, visitaba a su madre todos los días, diciéndole cuanto la amaba, sin embargo, no estaba tranquilo, ya que esa figura se presentaba en cada sueño que tenía, convirtiéndolos en una pesadilla, lo veía en cada esquina, en cada rincón e su casa, hasta que un día, su madre no supo más de él, y él lo único que escucho fue –Te lo advertí-.