Érase una vez en las montañas tenebrosas de la isla japonesa, un demonio feo y horripilante que se la pasaba por aquella inmensa oscuridad y sobre los árboles que rodeaba la montaña, todo se encuentra solitario en ese lugar y todo se torna aterrador por el frio tan intenso en ese lugar.  En ese momento Manolo va caminando y ve como esta todo a su alrededor y empieza a sentir gran temor, los pelos de su cuerpo se erizan y le da un gran escalofrió.

De repente entre esa gran oscuridad y frio, ¡ve algo! Una extraña sobra se posa a toda velocidad por esa montaña tan tenebrosa, al momento observa que es una mujer que va moviéndose de manera muy astuta por aquellas praderas de la montaña, cuando de repente se va acercando a manolo y sale de prisa, pero ¡no puede! porque el temor no lo deja pensar. Así que decide acercarse a aquella sombra tan misteriosa y espantosa, pero cuando se da cuenta la gran sombra ¡esta sobre manolo! Y como sea se desprende de esa fea bestia tan horrorosa.

En eso se cae así un vacío y pega la cabeza sobre una piedra y pierde la conciencia hasta un nuevo amanecer. Cuando despierta, empieza a preguntarse si todo lo que había visto era un simple sueño o todo fue real. Pero cuando se da cuenta, ve como su ropa está llena de pantano y rasgada y sus brazos y piernas están ensangrentados. Allí es donde se da cuenta que aquella mugrosa sombra era una realidad.

Seva del lugar y se cambia de ropa, en ese momento llega un amigo suyo a la casa y le cuenta lo que te había sucedido y en eso su amigo se sorprende tanto y le empieza a contar sobre esa sombra fea que habías visto. Elamigo le  dice: esa bestia fea y horripilante que viste es muy conocida en la isla y suele posarse sobre esa montaña y su nombre es “yamamba, ¡el gran demonio de la montaña!” en eso manolo se impresionó tanto que quedo sin palabras, pero su amigo le sigue comentando más sobre aquel demonio.

Su amigo le dice: ¡eso no es todo! El rostro de ese demonio es horrible y tiene cabello blanco y posee feroces colmillos y se devora a las personas. Su amigo manolo se queda impresionado y le pregunta a su amigo: ¿cómo sabes eso? Su amigo le dice: ya me lo habían comentado. Manolo se queda tan impactado que le dice a su amigo que si quería ir a aquel lugar para observar a la bestia yamamba y su amigo le respondió: ¡está bien, hagámoslo!

Esperaron que llegase la noche y se prepararon para ir a aquella montaña tan tenebrosa, se posaron sobre unos bosques y esperaron que llegara la noche, cuando se posó la noche, empezó el gran frio, los pájaros nocturnos empezaron a cantar y se escuchó un gran sonido que al escucharlo manolo y su amigo, empezaron a sentir gran temor y escalofrió. En eso sobre la montaña tenebrosa vieron como una figura se posaba sobre la montaña y sobre el bosque, en eso el amigo de manolo empezó a sentir gran temor y le dice a manolo: ¡vamos amigo mío, vámonos!

Manolo le respondió: aún no amigo mío, esperemos un poco de tiempo más. En ese momento la figura tenebrosa y fea fue bajando de las praderas de la montaña y fue acercándose a manolo y su amigo, cuando su amigo la vio, ¡empezó a correr del miedo! Manolo le dijo: ¡no corras amigo, no corras! Pero el amigo no le hizo caso y salió de prisas.

El demonio yamamba observa como la persona ve corriendo y va detrás de él. Manolo le grita: ¡amigo no corras, devuélvete! Sale corriendo manolo para rescatar a su amigo, pero el demonio se lo impidió y fue detrás de su amigo. Cuando de repente el demonio le cortó la cabeza a su amigo y se desapareció y manolo llorando de lamento se lo llevo y le dio su sepultura.