La risa del duende

19 de diciembre del 2015 Duendes No hay comentarios

Cada día más personas afirman la existencia de seres sobrenaturales, como es el caso de por ejemplo, los duendes. Tanto es así, que existen todo tipo de cuentos populares que llegaron a nuestros días y nos indican la existencia de los mismos.

Laura era una joven de apariencia valiente, que afirmaba no temer a nada. Vivía en un pequeño pueblo de Chile y cada día iba sola al colegio. De hecho, desde que tenía apenas 8 años de edad, regresaba a casa en la compañía de su hermano pequeño que tenía 7 años.

Un día, cuando Laura y Joaquín ...

Golpes en el armario

7 de agosto del 2015 Duendes No hay comentarios

Laurita era una niña muy divertida y aventurera. Estaba emocionada porque sus padres habían decidido mudarse del piso de la ciudad a una casa en las afueras. Ahora tendría más espacio en su habitación y un barrio con niños de su edad, ya que en la ciudad apenas podía salir de su piso.

Cuando llegó a la nueva casa le encantó todo lo que encontró en ella, incluida su habitación. Era grandísima, de forma cuadrada, con una cama enorme (mucho más que la de su piso anterior), un par de baúles donde meter juguetes y un gran armario de madera ...

La vieja mansión abandonada

2 de marzo del 2013 Duendes No hay comentarios

Nadie sabía lo que estaba pasando en aquella oscura y vieja casa abandonada, pero muchos de los habitantes del pueblo habían llegado a ver luces a altas horas de la madrugada.

La mayor parte pensaba que se trataba de algún mendigo o inclusive de algún chico joven que quería pasar una experiencia de terror, pero el miedo se apoderó de ellos cuando pudieron ver en la biblioteca un libro que hablaba precisamente de esa casa que databa de siglos atrás, y durante todos estos años había seguido experimentando esas luces interiores.

Lo que más sorprendía era que esas ...

El último robo de José

9 de enero del 2013 Duendes No hay comentarios

Su abuela siempre se lo decía, pero José era un tipo testarudo que siempre acababa haciendo lo que le venía en gana. José se había quedado huérfano cuando tan sólo tenía ocho años, y desde entonces vivía con su abuela.

A partir de los 12 empezó a realizar pequeños robos, pero todo fue creciendo hasta que cumplió los 22, que se convirtió en un verdadero ladrón. Siempre salía por la noche y se dirigía a casas que sabía que estaban vacías, porque aunque fuese ladrón, José era buena persona, y no quería hacer daño a nadie, pero no conocía ...